Acabo de adoptar, y no sé qué hacer. Lo has meditado mucho, o no. El caso es que ya está en casa tu nuevo perro. Has llegado de la protectora y tus sentimientos giran en torno a la ilusión, el desconocimiento y las ganas de cuidar y proteger al peludo que aún te mira...